Portada | Sobre nosotros | Comunícate | Donaciones    

Biograf�as Calendario
Noticias Tienda
   Untitled 1 San Juan, Puerto Rico

Miguel Ramos es el mítico “Rey del Tango”
en la nueva pieza “…Gardel”


El actor y cantante Miguel Ramos es el mítico “Rey del Tango” en el espectáculo músico-teatral “…Gardel”.
(Foto Rafi Claudio)

Carlos Gardel pasó a la historia como el primero, más exitoso y más venerado exponente del tango del siglo 20. También, fue el primer cantante popular de habla hispana que alcanzó categoría de estrella internacional lo mismo como intérprete que como actor del naciente cine sonoro en español. Unánimemente es considerado como el más célebre e influyente cantante surgido en Latinoamérica… en cualquier época. De hecho, a casi siete décadas de su trágico fallecimiento todavía permanece vigente y su figura sirve de inspiración a millones de admiradores. Tal es el caso del actor puertorriqueño Miguel Ramos quien, a la menor provocación, evidencia su admiración por el mítico “Rey del Tango”.

“Carlos Gardel siempre fue un personaje que me llamó poderosamente la atención. Lo conocí primero por mi familia, que solía tocar su discos y cantar sus canciones. Un buen día me enteré de los detalles de su trágica muerte - acaecida en el Aeropuerto de Medellín, Colombia, el 24 de junio de 1935 -, historia que me impactó sobremanera. Y de inmediato surgió en mí la interrogante de por qué personajes que llegan a escalar tan alto sitial en la vida, suelen morir tan jóvenes cuando aún tienen tanto que aportar”, expresa Miguel Ramos protagonista del espectáculo musical “…Gardel”, que del jueves 24 al domingo 27 se presenta en la Sala Experimental Carlos Marcihal del Centro de Bellas Artes de San Juan.

Así, pasaron los años de estudios superiores y universitarios para el joven Miguel, recibiendo en ellos el impacto de otras corrientes de moda en el pentagrama. Mas la nostalgia de aquellos tangos al estilo de “Volver” y “Cuesta abajo” que tanto escuchó en su niñez no pudo borrarse en el archivo de su memoria.

“Gardel era una voz… Pero era también dueño de un estilo muy peculiar”, apunta.

Una vez comenzó a echar raíces en el arte Ramos actuó en melodramas, obras, espectáculos y musicales. Pero vez tras vez siempre llegaba el momento en que volvía a toparse con la voz melancólica del llamado “hombre con la lágrima en la garganta”.

“Hace un tiempo atrás estaba filmando un comercial y mi amiga Mañy Guerra me vio, y me dijo: ‘quédate quieto que voy a hacer una toma con la cámara’. Yo, que en aquel momento tenía el cabello repelado hacia atrás, accedí a la prueba sin saber lo que ella estaba viendo a través del lente. Al finalizar me dijo: ‘mira ahora y dime a quién te pareces’. Y efectivamente, allí estaba la imagen”, relata el actor y cantante.

Como quien ve más allá de las casualidades, Miguel comenzó a dejar que las piezas del rompecabezas fueran cayendo en su lugar. Hasta que hace cinco años se encontró con Eladio Cintrón, le dio la idea para que escribiera el libreto, y dejó el tiempo pasar.

“La historia de Carlos Gardel es sumamente fascinante. Y así fue como quisimos presentarlo en este proyecto. Hay quienes lo ven como un gígolo rodeado de mujeres. Pero nosotros hemos ido más allá. Aquí estamos ante un Gardel que se asoma con mucha dignidad. Es él el hijo de una inmigrante francesa, que se crió sin padre, y que refleja parte de su humanidad en esa relación intensa que tuvo con su progenitora”.

Desde ese marco humano, salpicado con otras anécdotas de su vida, Ramos ve entonces la proyección del hombre que fue postandarte del tango en el mundo. Y así entre diálogos, imágenes, canciones y bailes, “…Gardel”, de Eladio Cintrón, se prepara para su prueba de fuego ante el público puertorriqueño.

Artista, leyenda y mito-

Ciertamente la devoción que este cantante fue capaz de generar lo convirtió en uno de los personajes más polémicos de la historia. Lo irracional, en su caso, radica en el empecinamiento de millares de seguidores en alimentar controversias y misterios en torno a su figura que hace tiempo fueron aclarados, con pruebas irrefutables, por muchos de los más acreditados historiadores.

La discusión más trillada en torno a Gardel pone en tela de juicio su nacimiento en Francia, ubicando tal acontecimiento en la municipalidad de Tacuarembó, Uruguay. ¡Cuántas cuartillas se han emborronado sobre este tema! Quienes insisten en mantener vivo ese alegato, al parecer se niegan a aceptar que los historiadores han presentado miles de veces la copia de su acta de nacimiento en la ciudad francesa de Tolousse, el 11 de diciembre de 1890, hijo de Berta Gardes Camares y de padre desconocido, habiendo sido inscrito bajo el nombre de Charles Romuald Gardes. Incluso, varios entrevistaron a su progenitora, doña Berta. Ésta repitió una y otra vez que llegó a Buenos Aires en marzo de 1893, cuando su hijo apenas contaba 27 meses de edad. Siempre vivió allí, adquirió la nacionalidad de su patria adoptiva y siempre se identificó como argentino.

Por otro lado, cuando Carlos Gardel visitó Puerto Rico en abril de 1935, traído por la empresa United Theaters de Rafael Ramos Cobián, ya hacía una década que era un ídolo entre los boricuas. Aquí debutó en el Teatro Paramount la noche del miércoles 3. Regresó a esta sala el sábado 6 y el domingo 7. Durante su estadía también se presentó en el Teatro Yagüez en Mayagüez y en el Fox-Delicias de Ponce (martes 9); Teatro Broadway también en Ponce (miércoles 10); Teatro Tres Banderas del Viejo San Juan y Teatro Victoria en Río Piedras (viernes 12); Teatro Imperial y Teatro Liberty en Río Piedras (sábado 13); Teatro San José y Teatro Puerto Rico en Río Piedras (martes 16); Teatro Atenas en Manatí y Teatro Oliver en Arecibo (jueves 18); Teatro Cayey del pueblo homónimo y Teatro Campoamor en Guayama (sábado 20) y culminó su estadía el domingo 21, fecha en que ocupó los escenarios del Teatro Victoria en Río Piedras (segunda actuación aquí); el Teatro Eureka en Puerta de Tierra y el Teatro Rex, en Cataño.

A nuestro país le cabe la satisfacción de haber sido uno de los pocos puntos de América visitados por el creador junto al letrista Alfredo Lepera. Ni siquiera Cuba y México tuvieron esa dicha. De hecho, sólo los públicos de Uruguay, Nueva York, Venezuela, Francia y España tuvieron la oportunidad de aplaudirlo en escena.

“…Gardel” entre nosotros-

Siendo Puerto Rico uno de los pocos escenarios americanos donde “El Zorzal Criollo” probó su arte, es lógico que su huella perdure en la memoria colectiva de todo el País. “Existen asociaciones de gardelianos, libros escritos por musicólogos como el licenciado Pedro Malavet Vega, discos dedicados al ídolo del tango, homenaje radiales legados por don Gilbert Mamery, y hasta creo que anualmente un grupo de seguidores celebra la fecha de su presentación en Puerto Rico”, dice Ramos sobre el intérprete que en diciembre de 2000 fue seleccionado por la Fundación Nacional para la Cultura Popular como el cantante extranjero de mayor impacto en Puerto Rico durante el siglo XX.

Ante todo este cuadro de referencias, es lógico entender que la vida novelesca de este artista irrepetible inspire el espectáculo dramático-musical que en estos días ocupa el espírtiu creativo de Miguel Ramos. Junto a él, Roxana Badillo da vida a doña Berta; Modesto Lacén a José Razzano (cantante uruguayo que formara dueto con Gardel durante el período 1915-1925) e Isel Rodríguez a Libertad Lamarque. El reparto es completado por Jorge Collazo, Mariela Matos, Amarilys Navarro y Ricky Vázquez.

Como la controversia es infaltable en cualquier evento que evoque el recuerdo de “El Zorzal Criollo”, en este caso surge la curiosidad sobre cómo justificará el libretista Cintrón la presencia de la inolvidable Libertad Lamarque en esta propuesta teatral. Porque si bien es cierto que la siempre recordada “Novia de América” constituye otra leyenda en la cultura tanguera, no menos cierto es que su vinculación a la figura de Gardel fue mínima… o ninguna.

Mas ante la inquietud, Ramos se adelanta en su respuesta. “En cierto modo, sus carreras son simultáneas aunque no coincidan. Lo que sí se ha podido confirmar es que el día que llegó el féretro de Carlos Gardel a Buenos Aires, Libertada Lamarque estaba allí. Y así se documenta en foto donde aparece junto a Lepera frente al cortejo fúnebre”, informa el actor y productor del espectáculo.

“…Gardel” es una obra tipo “café concert” que, aprovechando la intimidad de la Sala Experimental cuenta con la dirección escénica de Linnette Salas, la dirección musical de Carlos Cruz, la coreografía de Ricky Vázquez y Modesto Lacén y el diseño de luces de Tony Fernández.

18/sep/04

^regresar arriba


Portada | Biografías | Calendario | Noticias | Tienda
Sobre nosotros | Comunícate | Donaciones

©2014 Fundación Nacional para la Cultura Popular



Pijuan
Abanderado 2014





Web premiada con el Premio OX