Portada | Sobre nosotros | Comunícate | Donaciones    

Biograf�as Calendario
Noticias Tienda
   Untitled 1 San Juan, Puerto Rico

Manuel Rivera Cátala declama sobre
la vida misma


Manuel Rivera Cátala acaba de editar su séptima producción discográfica.

Entre los contados declamadores que actualmente existen en el ambiente artístico puertorriqueño, sólo Manuel Rivera Cátala ha concentrado su trabajo en la exposición de la poesía costumbrista. Esta es su favorita, pues retrata imágenes y vivencias del ambiente que siempre le ha rodeado: el campo. Curiosamente, sus primeras y más fuertes influencias en el cultivo de la declamación no fueron ilustres literatos como, digamos, Luis Lloréns Torres.

“Quien me inspiró a convertirme en declamador fueron mi abuela Margarita Rivera ‘Doña Margara’, quien era extraordinaria improvisando cuartetas, y mi madre Modesta Cátala Rivera, que también recitaba muy bien. El amor por el campo me lo inculcó mi padre, Manuel Rivera López. Él era agricultor. Sin embargo, cuando empecé a tomar en serio esto de escribir, lo primero que hice fueron cuentos. La poesía vino después que cumplí 40 años”, nos cuenta el también poeta y compositor, nacido en el barrio Cedro Arriba, de Naranjito, el 14 de mayo de 1943.

Manuel Rivera Cátala ha grabado siete producciones discográficas -

“Mis primeras presentaciones ante el público fueron en el Restaurante El Taíno, que estaba en el cruce hacia Barraquitas, Comerío y Naranjito, en el sector Abanico. Allí actuaba junto a Efraín ‘Frasco’ Morales y Jorge Rivera. En 1993, ellos y el público me estimularon a que grabara mis versos. Entonces fui al estudio de Los Andinos y preparé mil cassettes. Me acompañaron Machi Rodríguez, hijo de Ramoncito, y Ángelo Torres. Mi esperanza era venderlos en un año, pero se agotaron en un mes. Después lo saqué en formato compacto y ha sido el disco más exitoso de los siete que he hecho. Es el titulado ‘Remembranzas de mi barrio / Los zapatos de mi viejo’. La parte cantada se la encomendé a Mariano Cotto”, rememora, agregando que aunque también canta, prefiere que otro lo haga por él.

Nuestro entrevistado reconoce que la declamación es un arte que, por lo menos en Puerto Rico, no atraviesa un buen momento. Atribuye esta situación al hecho de que la radio y la televisión ya no les dan cabida como ocurría hasta la década de 1960. Por tanto, añora los tiempos en que Camilo Fraticelli, Juan Llibre, Enrique Segundo, Juan Boria en el género negrista y otros recitadores engalanaban con sus actuaciones sintonizados programas de variedades emitidos por ambos medios.

“Tuve tres declamadores favoritos: Ray Francisco Quiñones, el cubano Jorge Raúl Guerrero – que se presentaba en el programa ‘Rambler Rendevouz’ y actuaba en telenovelas – y el argentino Héctor Gagliardi. Pero, ellos recitaban poemas de distintos autores. Se concentraban en la poesía romántica. Yo, en cambio, escribo casi todo lo que declamo”, puntualiza.

“Filosofía de la vida” (MRC-002 / 1996) – con el trovador Ramón Fuentes –, “La victoria final” (MRC-003 / 1997); “Mil voces, un solo grito” (MRC-004 / 2000); “Recogiendo nostalgias” (MRC-005 / 2004); “Sólo para reir” (MRC-006 / 2005) – con los trovadores Rafael D. Martínez, Efraín Rivera, Geño Maldonado, Mónika Nieves e Isidro Fernández – y el recién lanzado álbum “Sólo para reflexionar” (MRC-007) componen la discografía de este talentoso puertorriqueño, quien durante 28 años alternó su actividad creativa con un cargo administrativo en la empresa Bargain Town.


“Los zapatos de mi viejo” es la producción de mayor éxito en la discografía de Manuel Rivera Cátala.

La excelencia de estos trabajos le han abierto las puertas de escenarios tan importantes como el Centro de Bellas Artes de Santurce, primero como invitado especial de Domingo Quiñones durante las cuatro presentaciones que éste realizara aquí durante 2003 y, al año siguiente, 2004, en el concierto de Danny Rivera.

“Danny también me invitó a su programa ‘De pura cepa’ en el Canal 6 y Tony Croatto me llevó a ‘Desde mi pueblo’, en la misma televisora. Además formé parte del elenco del documental ‘Ocho Puertas’, que produjo el Banco Popular. En realidad, yo hago presentaciones artísticas casi todo el año. Hasta en escuelas e iglesias. Lo hago, más bien, por amor, ya que de esto no se puede vivir”, recalca.

Sobrevivió a un grave accidente en mayo de 2004 –

En su nueva producción, “Sólo para reflexionar” se sale un poco de la tónica habitual y enfoca su mensaje hacia el ámbito cristiano a través de selecciones como “¿Dónde está Dios?”, “¿Quién es Jesucristo?”, “Espérame, Señor” y “Vivo en mi Señor”.

“En mayo de 2004 sufrí un accidente bastante grave. Me rompí dos costillas y un brazo, se me afectó la visión y tuve muchas fracturas. Estuve mucho tiempo sin trabajar. Un grupo de artistas amigos, como Modesto Nieves – quien me ha acompañado en casi todos mis trabajos –, Sammy Marrero, Quique Taboas y el propio Danny Rivera organizaron un maratón en la Cancha de Naranjito para ayudarme. Hay que ser agradecido. Dios me brindó una nueva oportunidad de vida”, expresa.

Aunque ha pensado en la posibilidad de publicar un poemario, Manuel Rivera Cátala no contempla envolverse en tal proyecto en un futuro cercano. Prefiere grabar sus poesías, pues de esta manera llega más rápidamente al público.

“Siempre he grabado de manera independiente, porque así tengo mayor control de mis trabajos. Pero, realmente, yo hago un disco para costear al próximo. Es una tarea cuesta arriba. Grabar resulta muy caro. A esto hay que tenerle mucho amor”, concluye.

 

27/abr/07

 

^regresar arriba


Portada | Biografías | Calendario | Noticias | Tienda
Sobre nosotros | Comunícate | Donaciones

©2014 Fundación Nacional para la Cultura Popular



Pijuan
Abanderado 2014





Web premiada con el Premio OX